moritz-ludtke-K4n6CW8so84-unsplash.jpg

¿Problemas de Presupuesto, has probado con un SaaS?

¿Qué pasa cuando contamos con recursos limitados o insuficientes para desarrollos de aplicaciones a medida? La respuesta es sencilla, solemos posponer o desestimar los proyectos para dar prioridad a otros requerimientos. Esto no siempre debe ser así, podemos recurrir a soluciones ya desarrolladas y que se ofrecen en el mercado como servicio.

Una solución como servicio o SaaS (Software as a Service) consiste en alojar sistema o una app en los servidores de una compañía para poder ser utilizada por aquellas empresas que contratan el servicio sin tener que invertir en infraestructura ni instalar programas en sus ordenadores y otros equipos.

Con estas soluciones, las empresas ganan en flexibilidad y productividad, los empleados pueden acceder a sus aplicaciones, programas y datos desde cualquier lugar y en cualquier momento, esto debido a que sólo necesitan un punto de acceso a internet, e incluso algunos SaaS funcionan sin internet.

El desarrollo del software, como su mantenimiento y actualización corresponden a la empresa que provee el servicio. Esto genera una descarga de trabajo, preocupaciones y ahorro de costos muy importante para los clientes.



Ventajas de contar con una solución SaaS en tu empresa


Ahorro en costos de infraestructura y configuración

Con los SaaS, las empresas no necesitan invertir en infraestructura, instalaciones ni medios técnicos caros y complejos. Los sistemas son fácilmente adaptables a la forma de trabajo de la empresa, por lo que el esfuerzo de implementación es bajo. Además, las actualizaciones corren a cargo del proveedor, quien también se ocupa del mantenimiento. Todo esto supone un ahorro muy considerable.


Trabajo remoto

Por sus características, un SaaS se adapta a la mayoría de equipos fijos y móviles, por eso para trabajar con SaaS solo es necesario una conexión a internet y, a veces, ni eso, ya que se puede trabajar sin acceso y luego subir los datos. La flexibilidad y eficacia que se logra con ello es impagable, tus empleados y tú podrán trabajar desde el terreno con móviles o tabletas.


Seguridad

Los SaaS permiten almacenar los datos en la nube y, al mismo tiempo, mantenerlos seguros, siempre que el proveedor del servicio sea confiable y disponga de las medidas de seguridad necesarias. Con las soluciones gratuitas, esto si puede ser un riesgo. Sin embargo, los SaaS ofrecen planes de precio muy económicos y accesibles.


Rápida implementación

Una de las ventajas de los sistemas SaaS es que se configuran de forma mucho más rápida y sencilla que los paquetes de software tradicionales. No precisan tampoco de conocimientos informáticos avanzados.


Ampliación y escalabilidad del servicio

La mayoría de los SaaS trabajan con planes de suscripción mensual o anual de acuerdo con las funcionalidades que necesitas, lo que hace que los costos sean muy accesibles y que los puedas ampliar a medida que crezcan tus necesidades.


Integración con otros sistemas de tu empresa

Otro punto fuerte de los SaaS es su capacidad de trabajar de manera conjunta con todo tipo de software, por lo que no tendrás problemas de integración con los programas, aplicaciones y sistemas que uses normalmente; por ejemplo con ERPs y CRMs. Estas integraciones son pagas en la mayoría de casos. Otros proveedores de SaaS optan por ofrecer este servicio gratis para ofrecer un servicio más completo.


IDEGO es partner de empresas globales de tecnología con soluciones como servicio, muy fáciles de implementar y utilizar, brindando a las empresas una manera de adaptarse a los nuevos requerimientos de su industria y mantenerse competitivos en el mercado.


Si deseas saber más acerca de nuestras soluciones visita nuestra web.





2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La pandemia de COVID-19 fue un gran catalizador para acelerar el cambio digital que con visión estratégica venían implementando las empresas y al mismo tiempo puso a prueba su cultura organizacional.